Autoestima. ¿Cómo aumentarla? -Artículo breve-

 

Hola amigo lector. ¿Qué tal? ¡Espero que estés muy bien!

Hoy te traigo este artículo breve, que complementará la información que ya tienes sobre la autoestima aquí. Eso sí, la diferencia es que a continuación encontrarás tan solo ejercicios prácticos. Ya que… ¿de qué sirve saber que tengo una autoestima baja, si no me dicen cómo aumentarla?

Siéntete cómodo/a de utilizar estas pautas en tu vida, pues con toda seguridad alguna de ellas te será útil para lograr aquello que te propones: aumentar tu autoestima.

 

EJERCICIO 1: VÉNDETE

Imagina que te presentas a un concurso, que se titula: ¡Conquístame, y el premio es tuyo!

Se trata de un concurso en el que debes describir tus mejores cualidades, y conquistar al jurado. Si logras hacerlo, ganarás un cheque cuantioso con el que podrás comprar aquello que más te guste. Pero claro, para conquistar al jurado, debes destacar frente al resto de concursantes, mostrar aquellas virtudes y cualidades que sin duda conquistarían a cualquiera…

Sólo existen dos prohibiciones, que deberás desterrar de forma estricta: Mentir (1) y Exagerar la realidad (2).

Bien pues, esta es la tabla que te piden rellenar. Intenta a toda costa llegar al mínimo que te pedimos (tarda el tiempo que necesites para ello, incluso si son días, no importa). ¡Adelante!

 

¿Qué se puede conseguir con esto? Fácil: que dediques un tiempo considerable a buscar aspectos positivos de ti mismo. Esos aspectos existen, pero quizás no has dedicado el tiempo suficiente a encontrarlos, o bien te has conformado con 1 o 2 pudiendo existir muchos más. Con este ejercicio, te obligarás a buscar cosas positivas de ti. Y al encontrarlas, posiblemente veas que son más de las que creías.

 

EJERCICIO 2: DIARIO DE MIS LOGROS

Este ejercicio es sencillo, pero muy eficaz. Quiero que cada día, anotes aquellos logros que has tenido ese mismo día. No trates de buscar cosas muy complejas, pues lo sencillo también cuenta. Pueden ser actitudes que has tenido, pensamientos positivos, conductas acertadas, etc. Cualquier cosa de la que te sientas orgulloso, por muy simple que parezca. Se trata de que pasado un mes, tengas un buen número de páginas de todos los logros que has ido consiguiendo. Apúntalos a modo de diario en una libreta, y cuando estés de bajón o con dudas sobre ti, puedes leerlo. A veces recordamos lo malo pero no lo bueno, y el diario te ayudará a no desviarte del camino. 

Ah por cierto, ¿y qué hay de los comentarios de los demás? ¡Pues también habrá que apuntarlos! Cualquier felicitación, cumplido, o frase bonita sobre ti tendrás que apuntarla también, estés o no de acuerdo.

 

OTROS EJERCICIOS:

  • Salir a la calle con gente

Esta es una pauta necesaria para cualquier problema, pero no por ello es menos útil para aumentar la autoestima. Esto se debe a que el contacto con gente y las experiencias agradables fuera de casa aportan unos beneficios tremendos sobre la salud mental. Te hacen sentir como parte de un grupo y por tanto alguien valorado y querido, te hacen llegar a casa con una sonrisa, te hacen aprender siempre algo nuevo, te liberan de emociones negativas como la tristeza o el aburrimiento, te impiden pensar en los problemas ayudándote a evadirte por unas horas, etc. Me dejo tantísimas cosas… que merece la pena hacerlo.

  • Vivir algo nuevo al menos 2 veces al mes

Se trata de hacer algo que no sueles hacer de forma habitual. Muchas personas se acostumbran a una rutina muy cerrada, e ignoran planes novedosos que podrían ser igualmente fantásticos. Esas nuevas actividades que te propongo te harán salir de lo que es habitual en ti, y al vivir nuevas cosas muy posiblemente descubras nuevas cualidades o facetas de ti que desconocías. Más lugares en los que sientes que encajas bien o experiencias que no sabías que podrías disfrutar tanto.

  • Cuidarte mucho, y destacar

La autoestima baja puede hacer que nos sintamos deprimidos, insatisfechos con la vida o con nosotros mismos. Entonces… ¿por qué no te cuidas en esos momentos en los que más lo necesitas? A eso me refiero: regálate momentos bonitos cada semana, si puedes cada día. Si tienes aficiones, dedícales tiempo. Si se te da bien algo, exprime al máximo ese talento tuyo. Si hay actividades o situaciones que disfrutes, no dudes en gastar tiempo en ellas. 

Ah, y relacionado con exprimir tu talento, quiero llegar a un punto más profundo. Si por ejemplo se te diera muy bien escribir, ¿por qué no demostrarte a ti mismo/a lo mucho que vales? Preséntate a algún concurso, haz un blog donde la gente pueda leerte, etc. ¡Tanto talento no puede ser desaprovechado! Y dicen que TODO el mundo tenemos, al menos, un talento escondido (o no tan escondido). ¡A sacarlo!

  • Sacar tu lado oscuro de vez en cuando

Este punto es quizás el más complicado, pero es muy gratificante, te lo aseguro. Verás, a menudo nos encontramos con que aquellos defectos que nos percibimos, no lo son para el resto de personas. Lo que para ti es algo horrible, quizás los demás ni lo hayan notado. A esto me refiero.

Entonces se me ocurre… ¿Por qué no eliges un día y dejas salir tu lado más oculto? Por ejemplo: si no te gustan tus rodillas, ese día ponte unos pantalones cortos. Sólo será un día, no tendrías por qué repetir. E incluso puedes hacerlo con gente de confianza si lo prefieres. Y te adelanto algo: en más veces de las que crees, descubrirás que a todos les ha gustado tu nuevo cambio y que tus percepciones estaban exageradas. Al fin y al cabo… ¿cómo sé que mis imperfecciones son tan horribles, si llevo mucho tiempo sin mostrarlas? Son pequeños experimentos que puedes hacer, y te ayudarán a comprobar si estás en lo cierto o no.

 

Bueno, con esto creo que puedes ir ya probando cosas. Espero que te sirvan estas pautas, aunque espero poder ampliarlas pronto.

 

¡Un abrazo enorme de parte de Álex!

Publicado en Blog, Emociones y Pensamiento, Salud y etiquetado , , , , .